El fin de las puntas duplas.
Toda mujer odia las puntas duplas, además dan muy mal aspecto a la melena.
Las causas son diversas entre ellas la sequedad, exceso de calor y química.
La solución para las puntas duplas (triples o múltiples) es el corte. La fibra partida ya no se puede recuperar.
El corte bordado y el twist son la última tendencia en peluquería ya que sanea toda la melena sin alterar el largo del pelo.
Es un trabajo bastante minucioso, ejecutado por el profesional puede durar entre 30 y 60 minutos.
Los dos cortes tienen el mismo principio pero son indicados según el tipo de pelo.
La técnica consiste en separar paneles transparentes de pelo de modo que todas las puntas duplas puedan ser saneadas por el profesional.