STYLELOVELY.COM

Somos como los árboles y como a ellos, se nos caen las hojas. O se nos debilitan. O sea … el pelo

Ver un pelo con señorío en otoño es casi una excepción. La verdad es que es lo que más sufre con las ventiscas, lluvias y frío. Y sobre todo con la falta de sol. Porque el sol también aporta sus vitaminas al pelo y le da brillo y sabor

Leer el artículo completo

Menú